Publicado: 26 de Abril de 2012

Hoy en día, ante la crisis muchos colegios están abriendo aulas de 2 a 3 años coaccionando a los padres para que entren desde la más tierna infancia si quieren conservar plaza en el Centro elegido. Si meditamos sobre el problema nos daremos cuenta de que nuestros bebés, que están viviendo sus primeros años de vida necesitan un entorno acogedor y seguro donde se imponga el cariño y cuidado afectuoso ante las rígidas normas y disciplina de los grandes colegios. Necesitan un ambiente en el que conozcan a todo el personal como si estuviesen en su casa, y la comunicación con las familias sea diaria o incluso por horas. Un lugar donde se ofrece una alimentación adaptada a los más pequeños, donde se les alimenta con ternura y se les besa y mima a diario. Con total seguridad en todos esos colegios se trabaja con profesionalidad y de una manera adecuada pero los pequeños se estarán perdiendo muchos abrazos de unas profesoras que saben de verdad lo que es trabajar con bebés. Somos conscientes de que nuestro trabajo no esta valorado, pero aún así seguimos trabajando con la misma dedicación, cariño e ilusión para que los más pequeños sean FELICES Y APRENDAN. ûÍ